miércoles, 14 de mayo de 2008

La primera plana de los diarios

Si analizamos comparativamente La Nación y –por ejemplo– Diario Popular (http://www.popularonline.com.ar/) o Crónica (http://www.cronica.com.ar/), notaremos que los recursos que usan los segundos para llamar nuestra atención son más agresivos: variedad de colores fuertes, abundancia de títulos y subtítulos de gran tamaño, tipografía variable, abundancia de imágenes que remiten al espectáculo o al entretenimiento –por encima de la política o la economía–, signos de admiración u interrogación, todo nos da la sensación de ingresar en un mundo más caótico, en el que es difícil orientarse más allá del título principal. Los impactos se superponen, pero no llegan a establecer una jerarquía clara entre las notas de entretenimiento y la información sobre temas más “serios” o –mejor dicho– la establecen de una manera diferente a la que estilan los diarios “serios”.
Si lo comparamos con el tipo de organización de La Nación, veremos que el ordenamiento y la jerarquía asignada a los diferentes temas es mucho más nítida, más aireada, y que nos permite circular por la página de una manera más reposada.
Para acceder a una amplia lista de diarios del mundo:http://www.diariosmundo.com/
Para buscar diarios de diferentes épocas y de diversos países:http://prensahistorica.mcu.es/.